artecisoria

Desayuno = Felicidad

In Ojos como platos on 17 enero, 2011 at 19:59

 Seguro que muchos de vosotros habéis oído hablar de Enrique Dans. Si no es el caso, os pongo al corriente de su CV: es Profesor de Sistemas de Información en IE Business School desde el año 1990. Es Doctor (Ph.D.) en Management, especialidad en Information Systems por la Universidad de California (UCLA), MBA por el IE Business School, Licenciado en Ciencias Biológicas por la Universidade de Santiago de Compostela y ha cursado estudios postdoctorales en Harvard Business School. Sus intereses de investigación se centran en los efectos de las nuevas tecnologías en personas y empresas. Es colaborador habitual en numerosos periódicos y revistas como El País, El Mundo, Público, ABC, Expansión, Cinco Días, Libertad Digital o PC Actual en temas relacionados con Internet y las nuevas tecnologías, y escribe muy activamente desde hace más de seis años en su blog, enriquedans.com, uno de los más populares del mundo en lengua española.


No le conozco personalmente así que imagino la energía que necesita para poder investigar, estudiar, colaborar, escribir, dar conferencias, viajes de trabajo… un día tras otro sin desfallecer. Me doy un paseo por su galería de Flickr (http://www.flickr.com/photos/edans/) y reconozco con una media sonrisa de dónde viene parte de su energía. No puedo estar más de acuerdo con su afirmación: La felicidad es un buen desayuno de hotel.

¿Cuál es vuestro desayuno de la felicidad?

Anuncios
  1. Fundamentalmente, en mi caso, la felicidad es “transferida” por las manos que cada mañana me hacen el desayuno: las de mi pareja. Creo que llegar a la mesa, todavía medio dormida, y encontrarte cada mañana con ese festival de colores y sabores es uno de mis momentos más felices del día. Ahora bien, si preguntas por “ingredientes”, creo que pocas cosas superan el combinado dulce-salado, café, zumo (natural si es posible) y fruta. Después de eso es más fácil tener un buen día…

  2. Me gusta tomar un café calentito, algo de bollería sencilla como una magdalena y un zumo de naranja fresquito. Me gusta mucho desayunar con luz natural, como que el día me salude. Y coincido en la importancia de desayunar junto a alguien que quieres para que la experiencia sea agradable.

  3. Un buen desayuno empieza al despertarme y oler desde la cama lo que está preparando David. Al rato oigo como me llama y ya desde las escaleras voy adivinando lo que me espera: zumo recién hecho, un cola cao calentito en mi taza del principito, un croissant a la plancha con mermelada de fresa… Y, sobre todo, su sonrisa dándome los buenos días.

  4. Estoy totalmente de acuerdo, un buen desayuno da la felicidad, es una de esas cosillas sencillas que te ponen de buen humor. Es importante no tener límite de tiempo ni de cantidad y sieeempre una tostada de pan (si es de levadura madre mejor), con un buen aceite de oliva y tomate untado. Café con leche en taza grande, el periódico del día buena compañía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: